jueves, 22 de abril de 2010

Aeropuerto de Dusseldorf casi vacío en su primer día casi normal luego de la crisis por las cenizas del volcán Eyjafjalla

¡Ya estoy en casa! :D Aunque no es que me lo estuviera pasando mal ¡para nada! Pero esa incertidumbre de si cuándo sí o hasta cuándo no y tener que molestar a gente en su vida laboral normal por si ya había que ir al aeropuerto, además de ser consciente de que hablábamos de un evento con consecuencias negativas de bastante impacto en muchos sectores, no eran el mejor marco para disfrutar de unos días extra en Alemania.

Había conseguido asiento en el vuelo de las 19.10, Iberia, saliendo de Dusseldorf. Yo estaba en Dortmund y llegar al aeropuerto de Dusseldorf con el tiempo suficiente para hacer el check in (el check in online no estaba funcionando), pasar el puesto de control y llegar a la puerta respectiva, me implicaba salir de donde estaba hospedada como tarde a las 15.30.

Llamé varias veces a Iberia (sólo te daban información en la línea aérea con la que viajaras), insistían en que no me podían garantizar nada, que el primer vuelo de la mañana se había cancelado, que el segundo había salido con 2 horas de retraso pero porque el correspondiente avión que llegaba desde Madrid antes, había salido con retraso de Madrid. La última vez que llamé, le expliqué a la chica que me atendió mi situación para ir al aeropuerto (de todos los que me atendieron al teléfono esos días sólo hubo una chica borde, todos los demás, muy amables y dando lo mejor de sí por darme las mejores recomendaciones posibles) y me hizo el favor de revisar, me dijo que en realidad se podría saber mejor si por lo que respectaba a Iberia en sí, el vuelo saldría, acorde a si el avión que tenía que llegar desde Madrid salía o no de Madrid, pero que eso lo podríamos saber hasta a las 16.00, pero que de todas formas igual por el tema de la nube de cenizas luego era más bien el aeropuerto el que podía cerrar. Para mí el esperar esa media hora más para saber si había salido el avión desde Madrid me implicaba la posibilidad de no llegar a tiempo y de verdad que ¡habría tenido guasa perder el avión!

Decidí arriesgarme a ir, yendo en tren al aeropuerto porque insisto que no era gracia pedir favores y que luego no me fuera finalmente. También ya había decidido seguir mi propia recomendación y si ese avión no salía, pedir nueva plaza en un vuelo del fin de semana. Tuve la suerte de encontrar un tren ICE que iba directo al aeropuerto (en este caso “directo” significa no tener que cambiar de tren, aunque el mismo iba haciendo paradas en diversas ciudades).

Menos mal que decidí ir con tiempo por cualquier cosa, porque puesto que era la primera vez que iba en tren a ese aeropuerto, lo que no había previsto es que desde donde me dejó el tren hasta la terminal respectiva había que tomar el sky train, cosa que me habría encantado, por cierto, pero que tuve la mala suerte de que estaba fuera de servicio y entonces hubo que ir en bus normal, al que le tocó un tramo de tráfico y por esto tardó un rato en llegar a la terminal, además de que pasó primero al parking, entonces, insisto, si hubiera ido con el tiempo muy justo, en un día normal esto me habría podido significar llegar cuando el vuelo ya estuviera cerrado.





Otra cosa interesante que no conocía yo de este aeropuerto aunque he estado en él ya unas 5 veces, al menos, es que en la parte donde te deja el tren hay un observatorio desde donde puedes ver una panorámica del aeropuerto y ver la salida y llegada de aviones. Cuesta 2.50 euros la entrada. Y sí, me tentó muuuucho la idea de ir aunque fueran 10 minutos al observatorio, pero tampoco me quise arriesgar.





En fin, llegué a la terminal y me sorprendió ver el aeropuerto cuasi vacio. Incluso las colas en los mostradores de Iberia, aunque con gente, bastante menos de la que esperaba. Podría decir que sólo estábamos los que íbamos a tomar algún avión. En la pantalla se veía que en general todo estaba normalizado, salvo algunos vuelos cancelados de Lufthansa. Sí, me dio también tentación tomar videos de la terminal cuasi vacía, pero seguía creyendo que igual me encontraba con colas en el puesto de control, no podía verlo puesto que me tocó uno al que hay que caminar un rato en la terminal B.

Llegué al puesto de control… ¡vacío! Nada, pasé el puesto de control y empecé a caminar buscando la puerta que me correspondía… ¡parecía un aeropuerto fantasma! ¡Míralo con tus propios ojos!



Había aviones aterrizando y despegando, pero también pocos.



En general puedo decir que el ambiente se sentía sumamente raro.

Di una vuelta por las tiendas (tenía tiempo de sobra), sé decir que en la gran mayoría de tiendas fui la única que entró. Aproveché para conversar un poco con el personal de algunas tiendas y preguntarles cómo habían vivido la situación, me dijeron que los días anteriores directamente les habían dicho de no ir. Insistí en preguntar si al menos les habían dicho de estar al tanto por ver si tenían que ir por la tarde o algo, me dijeron que no, que directamente era no ir el día entero y hasta nuevo aviso. Esto me desconcertó mucho, porque de alguna forma significa o que sabían que el aeropuerto no iba a abrir el día entero (aunque estuvieran diciendo en las noticias que abrirían a las 2 de la mañana, luego a las 2 de la tarde, luego a las 6 de la tarde…) o que aunque llegaran a abrir, los pasajeros no íbamos a poder comer y/o tomar algo en el mismo aeropuerto y eso tampoco lo estaban informando.

Me puso un poco nerviosa el hecho de que si el avión iba a salir a las 19.10, debíamos empezar el embarque como tarde una media hora antes… pero eran las 18.40 y a eso no se le veía cara… pero de pronto fue como si hubieran dicho “¡a la de tres!” y se empezó el embarque cuasi en silencio y de forma rápida.

Ya en el pasillo tenía la sensación de que no éramos muchos los viajeros, pero cuando el avión estaba ya en vuelo me puse de pie para ver la ocupación del mismo… ¡habían muchos asientos vacíos! He señalado unos cuantos en esta foto, pero había más.


He de decir que esperaba algún comentario por micrófono por parte del capitán… algo del tipo “Iberia lamenta los contratiempos por el problema originado por las cenizas del volcán Eyjafjalla…” pero no, ni media palabra sobre el asunto.

Llegamos a Barajas, y sí, también la T4 estaba bastante vacía. Lo comenté con el taxista y coincidió conmigo en que había muy poco movimiento.

De Dusseldorf yo había pensado que era por ser el primer día cuasi normal y que sería poca la gente que quiso arriesgar a hacer booking en vuelos que era muy poco seguro el que realmente llegaran a despegar, pero de la T4 ya no sé qué decir.

¡En fin! Que espero los aeropuertos regresen a su entera normalidad pronto y que de verdad se consiga alguna ayuda para los que tuvieron que pagar gastos no previstos por la situación.

8 comentarios:

  1. Si vas en coche al aeropuerto de Barcelona El Prat, te recomiendo dejarlo en el parking Aparcaivola, es barato y confiable. Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Hola tengo una pregunta, tengo un vuelo de Roma a Dusseldorf, llego a las 12.40 a la terminal 1
    Y a las 16.50 debo de tomar mi avion a USA en la terminal 2.
    Crees que 4 horas me ajusten de tiempo?
    Agradezco tu amable respueta..

    ResponderEliminar
  3. Disculpas por la tardanza en la respuesta, espero que aún te sirva de algo! Sí, te sobra tiempo y todo :)

    ResponderEliminar
  4. Hola, he buscado todo el día en la red y no he conseguido la información... Quizás tu me puedas ayudar... Viajo en próximos días de Malta a Frankfort con escala en Dusseldorf, pero solo tengo una hora para hacer la conexión.. Mi vuelo llega de Malta a Dusseldorf por el terminal C y debo tomar el vuelo de Luftansa en el terminal A. Crees que alcance en una hora??

    ResponderEliminar
  5. Lamento haber visto este mensaje hasta ahora, tuve este blog descuidado un tiempo, disculpas.

    Sí no tienes que ir a sacar las maletas para meterlas en el otro avión, te da tiempo, el aeropuerto de Dusseldorf está muy bien acondicionado, las terminales quedan cerca en realidad. En todo caso, aunque los vuelos no sean de la misma empresa y tengas que sacar maletas, pregunta a los de la empresa del vuelo que tomas en Dusseldorf, porque los alemanes son muy eficaces y pueden ayudarte y todo con tu caso específico.

    ResponderEliminar